Gana luz con una reforma integral

Aprovecha y gana en luz natural gracias a tu reforma integral

¿Vives en un bajo y estás cansado de no ver la luz? O simplemente ¿eres un amante de la luz natural o quieres ahorrar disgustos a tu bolsillo? Seguro que tú también odias no poder aprovechar todas las horas de luz natural que puede entrar en tu hogar, por no hablar de los tonos y el color que podría otorgar a tu hogar durante las frías mañanas de invierno o quizás los largos días de verano. Tenemos razón ¿verdad?

consejos para ganar luz con una reforma

La luz natural es algo intangible, además de fuente de emociones y parte fundamental para los interioristas y diseñadores de espacios.  Y es que la luz construye en gran parte a los espacios y por ende a una vivienda. No te resignes a que esta sea oscura ni tampoco a tener un exceso de iluminación: ¡aprender a sacarle partido!

Piensa en la luz a la hora de planificar reforma integral de tus espacios

¿Crees que no lo debes de tener tan en cuenta o que es algo secundario? Normalmente estamos convencidos de que te fijas en otra serie de aspectos a la hora de organizar y planificar tu reforma integral, pero no tienes por qué poner prioridades en solo una cosa ya que es el momento idóneo para modificar muchos otros aspectos que te permitan conseguir un mejor rendimiento de la luz natural en particular y de tu hogar en general.

Para ello, creemos que antes de lanzarte con la reforma debes de recordar estas indicaciones:

  • Ten en cuenta las estaciones y por donde sale el sol. Parece una tontería, pero sin esta información no podrás sacar del todo partido a tu reforma y mucho menos conseguir tu objetivo de forma satisfactoria. Recuerda, en el hemisferio norte, el sol aparece por el este y desaparece por el oeste.
  • Una reforma integral puede ayudarte a crear un tragaluz en el techo o también a reestructurar los espacios de la vivienda modificando o eliminando de una vez por todas algún tabique. Aprovecha esto para conseguir más luz.
  • Evidentemente, la luz natural siempre es mejor y preferible a la artificial: ¡te permite jugar mejor con la decoración e incluso influye en tu estado de ánimo ya que esta cambia según el día, la hora y las condiciones del clima!

Sacar el máximo partido a tu espacio gracias a la luz natural

¿Piensas que esto no es posible? Pues es uno de los errores que más se suele cometer. Deja de dar prioridad a los colores y mobiliario de corte oscuro que, en espacios con poca luz, provocará sensaciones de agobio. Para evitarlo, siempre escoge tonos más claros.

Por otra parte, si tu vivienda es un bajo o directamente, es oscura puedes sacarle mucho partido a la poca luz del exterior gracias a los espejos. Con ellos podrás multiplicar la luz que entra en casa y también nos permiten un par de buenos trucos: si queremos más luz, colócalos mirando hacia la ventana; si queremos en cambio ofrecer una sensación de mayor amplitud, sitúalos contiguos a ella: ¡parecerá que hay dos aperturas!

Parece absurdo, pero muchos hogares fallan al elegir una estructura correcta y es por ello por lo que la luz no ilumina las zonas de un modo natural.

Más información